Otra vez Apple ha confundido que es lo que deseamos en un asistente personal, la versatilidad, que sirva para todo, un asistente personal.
En cambio nos ofrece un altavoz que hace funciones de asistente, que por muy bueno que sea no cumple Ono altavoz por su tamaña ni como asistente por sus limitaciones, aún precio, fruto de la complicación del altavoz 5 veces mayor que un alesa o un Google, dispositivos que si se pueden conectar a altavoces exteriores y alesa por medio de cable a equipos de sonido o altavoces que nos darán una calidad de sonido mucho mejor que el Apple.
Otra estupidez de esta empresa que limita sus productos a sus filiales de empresa y complica el,producto buscando la excelencia que no consigue.
Para fan boys de Apple.

Responder